Además de acudir a nosotros cuando necesites expertos en fumigar cucarachas en Madrid puedes hacer lo mismo cuando busques una empresa profesional que se ocupe de mantener tu jardín en perfecto estado. En este post queremos hablar del compostaje, algo que nos puede ayudar en esta tarea.

Lo cierto es que estamos hablando de una práctica con miles de años de historia que siempre han usado distintas civilizaciones sedentarias basadas en el cultivo de los alimentos. A grandes rasgos, lo que permite el compostaje es transformar los residuos en recursos útiles para el suelo y las plantas. En un jardín de tamaño pequeño o medio resulta sencillo incorporar la práctica del compostaje para de este modo cerrar el ciclo de los nutrientes en el mismo espacio. En muchos jardines municipales de España, el residuo procedente de los espacios verdes se composta para ser reutilizado como acolchado, para la construcción de parterres o la restauración de caminos y lechos fluviales.

El proceso de compostaje

Es un proceso biológico de estabilización de la materia orgánica que se desarrolla en dos fases: la transformación y la maduración. En la primera fase actúan los hongos y bacterias del grupo de los actinomicetos. Se caracteriza principalmente por generar calor. En Sintra te recordamos que su duración varía según los materiales que compongan el montón de compostaje y que puede durar desde unos días hasta casi seis semanas. Por otro lado, la fase de maduración se caracteriza por el descenso de la temperatura del montón de compost y por la aparición de un auténtico ecosistema de invertebrados. Desde gusanos y crustáceos hasta insectos de varias clases. Estos ayudan a finalizar el proceso de estabilización de la materia orgánica y son indicadores de la buena calidad del compost producido. Para evitar que aparezcan malos olores, moscas, roedores o plagas el montón de compost se ha de construir correctamente. Las temperaturas de la fase de transformación pueden oscilar entre los 40º C y los 70º C y por lo tanto impiden que las moscas o los roedores aparezcan. Las plagas tampoco serán un problema ya que la mayoría de especies que aparecen en el montón de compost son propias de cualquier jardín. En total, todo el proceso de compostaje puede durar entre unos cinco meses y medio hasta más de un año en función de los materiales del montón y la época del año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


captcha

  He leído y Acepto la Política de uso de datos