La importancia de controlar las plagas de avispas
20 agosto, 2021
podas
¿Para qué se hacen las podas?
9 septiembre, 2021
Mostrar todo

Beneficios de fumigar el jardín

Como profesionales de la venta de herbicidas no nos cansamos de recordar a nuestra clientela los serios riesgos que pueden entrañar las plagas en el jardín. No hablamos solo de daños materiales, sino también de otros que atañen directamente a la salud de las personas.

Las plagas están vinculadas a muchas enfermedades a evitar con los tratamientos herbicidas apropiados. Es fundamental el control de plagas para que no aparezcan avispas, gusanos, mosquitos, cucarachas, ratones o ratas. Pueden afectar seriamente a la supervivencia de las plantas. Los microorganismos como los hongos y las bacterias son menos visibles que los moluscos o los ácaros. Estos últimos se nutren de las hojas de las plantas.

Beneficios de la fumigación

  • Mejorar las condiciones sanitarias
  • Minimizar el riesgo de enfermedades
  • Reducir el peligro de pérdidas por los daños ocasionados por las plagas
  • Mejorar la salubridad e higiene

Es importante contar con los servicios de una empresa especializada para obtener resultados efectivos y mantener un jardín cuidado y libre de plagas.

La fumigación, en manos de profesionales

En Sintra te recordamos que, cuando hablamos de fumigar, no se trata sino de aplicar sustancias como pueden ser fumigantes o agentes químicos que, en la adecuada concentración, eliminan plagas de insectos y demás invasores.

A contrario de los fumigantes, los humos son partículas sólidas dispersas en el aire. También se diferencian de las nebulizaciones o aerosoles. Al adquirir el producto adecuado para el control de plagas es vital que las gotas y las partículas se difuminen por el aire. Por ejemplo, usando gases fumigantes.

A la hora de regar las plantas, podemos aplicar un desinfectante en la tierra y airear el suelo. También humedecer el follaje de forma constante.

Para combatir los pulgones se puede aplicar un insecticida sistémico. Los caracoles se combaten con molusquicida, pesticidas usados para controlar los moluscos.

En definitiva, con la fumigación logramos la biodegradación de la materia orgánica, evitando la proliferación de insectos que se valen de ella para sobrevivir. Garantizamos así la mejora de las condiciones sanitarias de parques y jardines y reducimos el riesgo de enfermedades y epidemias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


    captcha

    He leído y Acepto la Política de uso de datos