talas y podas en Madrid
¿Recuerdas por qué la mayoría de árboles se podan con la llegada del otoño?
3 octubre, 2017
La importancia del control de plagas en invierno
1 diciembre, 2017
Mostrar todo

Cuestiones básicas sobre las tareas de poda

Además de estar especializados en la venta de herbicidas, lo estamos en tareas de poda. De hecho, queremos dedicar este nuevo post del blog a repasar algunos conceptos básicos relacionados con estas tareas que tienen que quedar siempre en manos de profesionales.

En el caso de los árboles ornamentales, existen 3 tipos de poda: de formación, de mantenimiento y podas excepcionales. La primera se realiza durante los primeros años tras plantar el árbol. El objetivo es guiarlo para lograr una estructura de ramas principales fuertes y bien distribuidas. Por otro lado, la poda de mantenimiento se acomete cuando el árbol está ya formado y la copa ha alcanzado cierta altura. Después se ha de repetir la tarea periódicamente a lo largo de toda la vida del árbol para ir eliminando elementos como ramas secas, tocones o chupones.

En Sintra te recordamos que las podas excepcionales no suelen ser demasiado recomendables. Como su nombre indica, se acometen únicamente en casos de extrema necesidad para, por ejemplo, reducir el volumen de la copa de los árboles. Dentro de las podas excepcionales distinguimos entre dos tipos: terciado y desmochado. En el primer caso se trata de cortar todas las ramas del árbol dejando aproximadamente un tercio de su longitud. En el caso del desmochado, operación bastante diferente, se cortan las ramas a ras del tronco.

Como especialistas en la materia, te insistimos en que hay que respetar escrupulosamente el calendario de podas. Como explicábamos en el post anterior, el momento idóneo es el otoño ya que el frío aún no es muy intenso. Pero ¿por qué más se poda en esta estación? Entre otras cosas, porque en primavera y verano la savia que fabrican las hojas en más necesaria. Si se poda en esos meses se provocaría un parón en el crecimiento y el consiguiente debilitamiento del árbol. Además, algunas especies arbóreas como los abedules, los chopos o los nogales pierden mayor cantidad de savia si se les podan las ramas en primavera o verano. En la jerga de la jardinería a este fenómeno se le conoce como “sangrar”. Otra de las razones para podar en otoño es que se ve mejor el armazón de las ramas y es más sencillo seleccionar lo que cortar y lo que no.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


    captcha

    He leído y Acepto la Política de uso de datos