Beneficios de fumigar el jardín
20 agosto, 2021
Mostrar todo

¿Para qué se hacen las podas?

podas

El trabajo de poda es fundamental para tener árboles fuertes y sanos. Se trata de la tala selectiva de determinadas partes de los árboles, como las ramas, raíces, hojas, etc., con este fin. Como especialistas en podas y talas en Madrid, creemos que es importante conocer la importancia de llevar a cabo la poda y los motivos por los que debe realizarse. A continuación, explicamos con más detalle por qué se hacen las podas.

Motivos por los que se hacen las podas

  • Seguridad: es la que más se hacen en los árboles urbanos. Anualmente, los ayuntamientos podan los árboles situados en la localidad, con el fin de evitar desplomes de algunas ramas que puedan provocar daños a la ciudadanía. También se realizan podas para evitar que los árboles puedan ser un estorbo para ventanas o balcones, por ejemplo.
  • Salud: a veces es necesario eliminar la madera que está enferma o plagada de insectos, adelgazar la copa para una mejor ventilación u otros motivos relacionados con la salud de los árboles. Gracias a la poda, podemos estimular el adecuado desarrollo de los árboles y reducir la probabilidad de daños por las inclemencias meteorológicas.
  • Estética: otra de las razones por las que podar árboles atiende a la estética, con el objetivo de mejorar sus características naturales, incentivando la producción floral.
  • Producción: este tipo de podas están dirigidas principalmente a los árboles frutales, aunque también se llevan a cabo para estimular la floración. Ayudará a mejorar la productividad de los árboles.
  • Calidad: podas que se hacen a la madera, sobre todo de árboles forestales. Se realizan enfocadas a la calidad del trozo de madera que se puede obtener. Cuanta más alta sea la calidad, más probabilidades habrá de lograr buenos resultados con la poda.

Como bien sabemos en Sintra, como especialistas en podas y talas en Madrid, una poda correctamente ejecutada conlleva numerosos beneficios, tanto para el árbol, como para el trabajador. Permite controlar el tamaño de los árboles, minimizar los riesgos a los transeúntes o a sus bienes, mejorar su estética y apariencia, su estructura y arquitectura, así como estimular la fructificación y la floración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


    captcha

    He leído y Acepto la Política de uso de datos