fumigacion Madrid
¿Sabías que las cucarachas muerden? ¡6 curiosidades relevantes de estos insectos!
18 enero, 2016
¿Qué enfermedades pueden transmitirnos las ratas?
28 marzo, 2016
Mostrar todo

Jardines, huertos, parcelas, cultivos… suelen ser los principales “receptores” en los que una persona piensa cuando se habla de los tratamientos herbicidas que se aplican para evitar la aparición de plagas, acabar con las especies dañinas y, en términos generales, controlar la vegetación de un lugar. Sin embargo, no podemos olvidarnos de otro espacio en el que estos tratamientos resultan de vital importancia: las vías férreas. Hoy nos gustaría aprovechar este artículo para hablarte precisamente del mantenimiento de estas zonas y de los trenes que se encargan de ello, buques insignia de nuestra empresa.

Efectivamente, las vías por las que circulan los trenes, tanto los mercancías como los de pasajeros, deben mantenerse en perfecto estado de mantenimiento, incluyendo por tanto la ausencia de vegetación ya que la existencia de esta sobre la vía puede:

  • Afectar al balasto, haciendo que este pierda sus propiedades de drenaje y de elasticidad, y no se mantenga la nivelación de la vía, lo que conllevará un deterioro de la instalación.
  • Bloquear el drenaje en las cunetas, incidiendo negativamente en las instalaciones de telecomunicaciones y de la catenaria.
  • Disminuir la adherencia de los trenes.
  • Reducir la visibilidad de señales, entorpeciendo la circulación.
  • Incrementar el riesgo de incendio al aumentar la carga de combustible.

Por eso, la eliminación de la vegetación resulta de especial interés para el ferrocarril. Tradicionalmente, el desherbado se realizaba manualmente, bien durante las operaciones mantenimiento, o bien en actuaciones específicas. En los años 30, se iniciaron los primeros intentos de mecanizar la operación. Por ejemplo, en España, en 1936, se hacían pruebas de riego con clorato sódico. Sin embargo, no sería hasta 1947 cuando entró en funcionamiento en Francia el primer tren herbicida europeo. A partir de 1953 este sistema se fue adoptando en los ferrocarriles belgas, italianos y holandeses. El desherbado químico se extendería por toda Europa en pocos años. En 1961, Renfe dispuso del primer tren herbicida realizándose esta actividad de forma ininterrumpida desde entonces.

La importante labor de estos trenes suele pasar desapercibida y sin embargo, resulta de gran importancia para que las vías gocen de un estado óptimo. Además, el procedimiento de estos trenes es mucho más eficiente y seguro que lo tratamientos herbicidas realizados por otros medios.

Para realizar esta labor, en SINTRA disponemos de 6 trenes herbicidas, que circulan a un ritmo de trabajo de 50 km/h, pudiendo alcanzar, según las necesidades de circulación, hasta los 70 km/h y un ancho de riego de hasta 30 metros. Nuestros trenes están formados por varios vagones (aplicador, almacenes y vivienda) y cisternas para almacenamiento de agua, contando con sofisticados sistemas de pulverización para poder acabar con las malas hierbas que están presentes en las vías férreas sin afectar a las superficies colindantes ni causar daños en los cultivos adyacentes. Contamos además con profesionales altamente cualificados para la ejecución de estos trabajos.

SINTRA, referente en el sector de desherbado químico en infraestructuras ferroviarias, pone a disposición de los administradores ferroviarios, tanto nacionales como internacionales, sus modernos trenes herbicidas y sus amplios conocimientos en el control integral de la vegetación. Contacta con nosotros y te facilitaremos un presupuesto sin compromiso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


    captcha

    He leído y Acepto la Política de uso de datos